Feed on
Posts
Comments

Oración

La nao desde la “sed que nos mueve” y el “silencio que delata y agradece” exclama en oración humilde ¡Señor, sólo Tú mi fuente!:

-¡Sólo Tú mi fuente! Para Sentir (con-sed) como propio los “gritos de dolor que el hombre lanza”, y así celebrar lo bueno, bello y noble que hay también en nosotros.

-¡Sólo Tú mi fuente! Para Sentir (con-sed) como miembro el “escándalo de división del Cuerpo de Cristo”, y así gozar y reconocer, los gestos de esperanza, diálogo, paz y reconciliación que hay también en el mundo.

-¡Sólo Tú mi fuente! Para Sentir (con-sed) como división la “uniformidad y absolutización del carisma en nombre de la unidad”, y así cantar y dar gracias por la diversidad de talentos, caminos y expresiones diferentes que hay también entre nosotros.

Y todo celebrarlo “en memoria suya”.

Deja un comentario

Subscribe without commenting