Feed on
Posts
Comments

Lo primero a dar gracias es la noche,
de tinieblas, temor, sin colorido,
por nuestro Dios cambiamos su sentido,
y de amor y de luz es un derroche.

Ni prurito, soberbia, ni reproche,
existe, pues es desapercibido,
aunque el Gran Memorial, todo cumplido,
a tan extraña noche pone el broche.

Es noche de unidad, comunidad,
es noche donde todo se comparte,

es noche de calmada actividad,
todos tras solo y único estandarte,

queriendo en vida dar continuidad.
Nuestra oración es: gracias, noche y arte.

Deja un comentario

Subscribe without commenting