Feed on
Posts
Comments

Es solamente en clave de creación
como hemos de tratar de ecumenismo,
pues es modo de hacer exclusivismo
usarlo sólo en hombre y religión.
Si hacemos entre hermanos acepción,
si allanamos la cumbre y el abismo,
llevamos toda vida al cataclismo:
estamos realizando división.

Tras lo que hemos oído y hemos visto,
este tiempo está siendo ya oportuno,
para, del egoísmo desprovisto,
que no menospreciemos ser alguno.
Lo recapitulemos todo en Cristo,
y así hagamos ver que todo es UNO.

N.A.O. VI,I.
¿Subir al sur? bajar a Él.

El norte es rico, fuerte y poderoso,
y el sur es pobre, débil y apocado;
norte a sur desde siempre lo ha pisado,
mantenido a continuo y duro acoso.

El norte de lo suyo es muy celoso,
lo suyo siempre está multiplicado;
pero el sur lo poquito que ha quedado
lo reparte y comparte generoso.

¿Por qué tan desigual está el reparto
unos, pocos, disfrutan abundancia
y nunca puede estar el pobre harto?

¿Quién del norte, dejando su arrogancia,
pasa a ser servidor, difícil parto,
borrando con el sur toda distancia?

N.A.O. VI,II.
¿A quién, lealtad? ¿en quién la fe?

Si obro en consecuencia con mi mente,
si vivo lo que siente el corazón,
en la clave de entera creación,
es que el Reino de Dios ya está presente.

No hace falta siquiera ser creyente,
pues todos somos hijos de adopción,
iguales en origen y en misión,
mas tú siendo primero y yo sirviente.

No es, pues, sólo vivir en consecuencia
si no sé que en mí vive todo el mundo,
y hay que hacer, además, una advertencia:

El mensaje de Dios será fecundo
saliendo de mi yo, de mi opulencia,
sirviendo desde el fondo más profundo.

N.A.O. VI,III.
De norte a sur caminaré

El norte es una jaula toda de oro,
con barrotes tan duros como acero,
en todo hay que pasar por el cajero,
y está muy limitado todo aforo.

Al norte lo define su tesoro:
primero y principal es el dinero,
tener siempre seguro agarradero,
y no más de un vecino a quien ignoro.

Si el sur acoge, el norte ni saluda,
¿Es, quizás, sur-hermano, norte humano?
Me niego a proseguir en esa duda.

Creo que lograrán darse la mano.
¿Quién al norte a romper la jaula ayuda?
Norte-sur es camino del cristiano.

N.A.O. VI,IV.
Sabré, en el sur, a quién fui fiel.

El camino del sur siempre es subida,
difícil, esforzado y muy consciente,
por eso no lo sube tanta gente,
aunque todos en él tengan cabida.

Hay peligro real de una embestida,
de quien busca una vida complaciente,
pues siempre están en contra, siempre enfrente,
de quien pueda afligir su alegre vida.

Optar abiertamente es lo oportuno,
nadie puede humillarnos la testuz;

hay que ir todos juntos, de consuno,
sabiendo que nos guía fuerte luz;

sólo así se consigue el todos-uno,
mas subiendo hacia el sur, hasta la cruz.

Deja un comentario

Subscribe without commenting