Feed on
Posts
Comments

Luego eres mutable por esencia,
un amor infinito, mas cambiante,
pasivo receptor, mas actuante,
la libertad suprema en obediencia.

Por lo nuevo y proyecto, gran urgencia,
con nosotros, humanos, caminante,
que aun siendo en la distancia semejante,
no podemos negar la procedencia.

Por eso si lo haces Todo Nuevo,
aun teniendo mediado aprendizaje,

también hacer lo nuevo yo me atrevo,
cambiar no solamente el embalaje,

mas todo lo que soy, quiero y llevo,
vivir lo eterno nuevo del Mensaje.

N.A.O. X,I
Primera realidad: gritos de la humanidad

Hay mucho bueno y bello, ¿pero nuevo?
Hay quien da de comer, beber y cuida
al herido por arma fratricida
y yo a denunciar el mal me atrevo.

El hermano que toma mi relevo,
también quiere ganar esta partida,
que tengamos al menos digna vida,
y ser un ser feliz, pleno y longevo.

Hay demasiado mal en esta tierra,
personal y social es el delito,

si lo nuevo y el todo se sotierra,
es que el siempre y la parte son el rito,

a que nuestro actuar sigue y se aferra,
y así, humanidad, no oigo tu grito.

N.A.O. X,II:
Segunda realidad: distinguir sin separar

Es regalo el ser diversidad,
pues múltiple y diversa es la alabanza,
y la unidad, motivo de esperanza,
mas sin nadie perder su identidad.

Peligro es división y ambigüedad,
que todo es bueno y sirve, todo es chanza,
mas si somos imagen, semejanza,
Dios es diversidad en la unidad.

Por eso es muy importante ser la parte,
mas siempre referida a un solo todo,

siguiendo al mismo y único estandarte,
caminar y vivir codo con codo,

haciendo lo diverso puro arte,
llegando a la unidad: no hay otro modo.

N.A.O. X,III
Tercera realidad: unir sin confundir

Unir sin confundir es comunión,
no poner más en uno u otro acento,
cada uno respirar el mismo aliento,
y dar gracias por todo como un don.

Ni soy el exclusivo anfitrión,
ni es para mí solo el alimento,
se trata de llegar a estar contento,
cada uno, mas gozándose en la unión.

Sólo así somos uno y diferente,
y nadie es más ni es menos, ni es cualquiera,

es esta comunión el aliciente,
de tener todos misma y gran bandera,

donde yo en el todo, es la fuente,
ya vivimos la vida verdadera.

N.A.O. X,IV
Cuarta realidad: en memoria tuya

Vamos a rescatar ya la memoria,
de aquel que es la base y el cimiento,
pues se ha hecho bebida y alimento,
que lleva a hacerse nueva nuestra historia.

Si seguimos su misma trayectoria,
por encima del mal, habrá contento,
haremos de la vida un sacramento,
que indique sólo a Dios y su victoria.

La muerte de sí mismo día a día,
hace resucitar para un reinado,

sólo de amor, de gracias y alegría,
del que ya mismo goza y ha gozado,

quien hace de su vida Eucaristía,
y ama como Él nos ha amado.

Deja un comentario

Subscribe without commenting